El Plasma Rico en Plaquetas o PRP es un tratamiento restitutivo que se puede aplicar en la piel cuando ya tiene cierta edad y se empiezan a notar los signos de envejecimiento, también es beneficioso para utilizar en personas más jóvenes para eliminar de la piel las posibles marcas de acné ofreciendo muy buenos resultaos a su piel, una perfecta coloración y un aumento de la luminosidad.

Este tratamiento se usa para recuperar el estado natural de la piel evitando que se visualicen las arrugas, líneas de expresión o problemas de la piel.

Este tratamiento se obtiene de la misma sangre del paciente por lo que no contiene productos químicos ni riesgos para la persona, la sangre pasará por un proceso que depura la sangre y obtiene el también conocido PRP.

El PRP es inyectado sobre la piel del paciente con pequeñas micro inyecciones, dependiendo de los resultados que se deseen obtener se inyectará de un modo u otro aunque lo más común es este método.

Este preparado proviene del centrifugado de la sangre es muy importante en algunos pacientes, es utilizado como tratamiento estético para el envejecimiento prematuro, eliminar cicatrices, fotoenvejecimiento, alopecia, acné, recuperar el estado de la piel a causa de la flacidez cutánea, tratamientos post-parto y otros usos.

Tras el parto o después de tener varios hijos es muy común perder la textura suave de la piel, es muy importante recuperar el equilibrio y eliminar la adiposidad, mantener la piel tersa y eliminar todas aquellas arrugas que resultan incomodas para la paciente.

Es común que se de el envejecimiento prematuro debido a la falta de cuidado de la piel, el lugar de trabajo con condiciones adversas, los productos que se usan para teñir el cabello, la contaminación ambiental y los malos hábitos son factores más que suficientes para que tras un tiempo se necesite un tratamiento como el PRP.

Los usos del PRP son variados, se utiliza en diferentes disciplinas y en todas y cada una de ellas favorece al paciente gratamente sin producirle daños o efectos secundarios que pudiesen perjudicar la salud del paciente en algún momento.

Es un tratamiento completamente aceptable en la medicina moderna y que ha ido abriéndose camino en diferentes especialidades ayudando a los pacientes a recuperar no solo el aspecto estético sino también su salud.

Ventaja del PRP

Se debe destacar que este tratamiento no produce enfermedades ni síntomas adversos, siendo totalmente natural para el cuerpo de la persona a la que se le aplica, es un tratamiento relativamente sencillo y ofrece excelentes beneficios para cualquier persona, por ello en Clínica Esbelt ofrecemos toda la información sobre este tratamiento y la forma de proceder según cada caso.

Le animamos a valorar nuestra capacidad profesional y solicitarnos más información sobre el PRP, estaremos a su disposición para lo que necesite.