La caída de cabello ha sido un problema en muchas personas alrededor del mundo. Asimismo, se han tratado de descubrir remedios y alternativas para solucionar este padecimiento, cuya causa es mayormente hereditaria.

La pérdida de cabello puede surgir a partir de los 16 años de edad, entre otras causas se encuentran el estrés, enfermedades de tipo degenerativo y las reacciones secundarias causadas por otros medicamentos.

Afortunadamente existen métodos como el de la Mesoterapia Capilar, el cual consiste en estimular el cuero cabelludo para lograr el crecimiento del cabello, esto es a través de la inyección de ciertas sustancias que se encargan de intervenir en el proceso.

Este tratamiento es más efectivo en los hombres, que son las personas con mayor riesgo a tener pérdida de cabello. También es igual de efectivo en personas del sexo femenino.

Con la edad nuestro cuerpo comienza a perder determinados nutrientes, los cuales facilitan la pérdida de cabello. Con el tratamiento de la mesoterapia capilar se agregan al organismo los nutrientes complementarios para que dicho tratamiento cumpla con los beneficios deseados.

El principal agente causante de la caída de cabello es la hormona llamada dihidrotestosterona (DHT), cuando se produce en exceso esta hormona tiende a obstruir los folículos del cuero cabelludo, inhibiendo el crecimiento y el fortalecimiento del cabello.

El tratamiento de la mesoterapia capilar se tiene que realizar en distintas sesiones. Tratándose de inyecciones, los efectos secundarios pueden surgir como sensación de ardor al momento de la inyección, o tal vez marcas rojas o moretones después de la misma. Se tratan de efectos secundarios leves y que desaparecen al poco tiempo.

Las microinyecciones se aplican en la capa de grasa del cuero cabelludo, por lo que se requiere estricta higiene y que los tratamientos sean guiados por un médico especialista en el tema. Es un tratamiento largo pero muy efectivo, dándose resultados notables entre el segundo y tercer mes después de haber iniciado el tratamiento.