La Hiperhidrosis y sus tratamientos

Al hablar de Hiperhidrosis muchas personas no conocen de qué se trata esta enfermedad, incluso a veces por desconocimiento no saben que lo padecen, aunque existen gran cantidad de personas que se preguntan diariamente ¿por qué sudo mucho en todo el cuerpo?

 

¿Qué es la hiperhidrosis?

La Hiperhidrosis es una enfermedad que se manifiesta a través de un exceso de sudoración que puede afectar las palmas de las manos, las plantas de los pies, en las axilas o de manera generalizada por todo el cuerpo, sin que esté ligada a la temperatura corporal o ambiental, nivel de actividad física u otras causas normales de la sudoración.
Normalmente la hiperhidrosis se presenta debido a un incremento de la secreción de las glándulas sudoríparas. Se dice que es una sudoración anormal cuando se da en condiciones en las cuales normalmente no sudaríamos, por ejemplo, cuando el ambiente está frío o incluso cuando estamos en reposo.

 

¿Quiénes pueden sufrir de hiperhidrosis?

Este mal se puede dar a cualquier edad, a hombres o mujeres, sin embargo por lo general se presenta en la pubertad, lo usual es que mejore con el tiempo, si esto no sucede, posiblemente estemos frente a un caso grave de Hiperhidrosis, por lo que es mejor consultar con un médico experto.

La hiperhidrosis no sólo puede ser un mal incómodo, sino que puede conllevar efectos secundarios en la vida de algunas personas que llegan a tener la sensación de “mojar la ropa” constantemente. Son individuos en los que la afección puede llegar a ocasionarles un temor permanente ante la posibilidad de encontrarse con otras personas y que se evidencie su mal, por lo que necesitan buscar atención médica que les ayude a mejorar este mal.
Las personas con esta enfermedad pueden volverse retraídas, pudiendo ser una causa de fobia socia, ya que temen generar un mal olor corporal. También causa dificultad en la manipulación de papeles, objetos, herramientas, equipos electrónicos u otros.

 

¿Cómo tratar la hiperhidrosis?

La toxina butolínica

Para contrarrestar este mal, la Toxina Botulínica ha demostrado ser un aliado fundamental de los médicos. Es de gran eficacia en el tratamiento de hiperhidrosis localizadas como la de axilas o palmas de las manos. Además es bueno recalcar que es un procedimiento que en general es bien tolerado por el paciente. Actúa bloqueando la transmisión nerviosa del estímulo a nivel de la de la glándula sudorípara.
Se trata de un tratamiento muy seguro y de una efectividad muy alta. Se puede utilizar anestesia o no, esto va variar según cada paciente.
Además el tiempo de duración del tratamiento va depender de la gravedad del caso, lo mejor es consultar en una cita previa de valoración.

 

Cirugía para tratar la hiperhidrosis

Otro método que está siendo muy utilizado es la cirugía la cual consiste en la extirpación selectiva por vía endoscópica de algunos de los ganglios del sistema nervioso que conducen el estímulo que provoca la hiper-sudoración de las palmas, plantas de los pies y axilas. En este caso si es necesario utilizar anestesia ya que se realizará una incisión quirúrgica.

Para optar por el método de la cirugía, es necesario consultar e informarse bien, ya que se recomienda utilizarse en casos donde las otras medidas no han funcionado.
A pesar de que se trata de una cirugía mínimamente invasiva, para asegurar los mejores resultados, el tratamiento quirúrgico de la hiperhidrosis debe practicarse por médicos especialistas.

Tipos de Hiperhidrosis

Se calcula que en el mundo hay 3% de personas con hiperhidrosis, por lo que no tienes porque sentirte apenada o creer que tu problema es extraño. Es normal que las personas sientan que otros pensarán que no tienen buenos hábitos de higiene cuando sufren de este molesto problema de sudoración excesiva, y es motivo de gran vergüenza en algunas personas.
Aunque esta condición no suele tener complicaciones médicas, si afecta la calidad de vida de las personas que la padecen, y por ello es importante tomar medidas al respecto. Algunas personas tienen que cargar consigo otra muda de ropa, toallitas para remover el sudor y su desodorante porque de lo contrario su ropa se humedece y mancha. En algunos casos, algunas personas sufren de alergia por sudor, lo que provoca mayor incomodidad con esta condición.
En muchos casos aparece en la niñez, y se le conoce como hiperhidrosis primaria. Este tipo empeora con la edad, teniendo un componente genético muy importante, afectando principalmente las zonas de las palmas de las manos, plantas de los pies y axilas, pero también puede sufrirse en el rostro, el cuero cabelludo, la zona justo debajo de los senos o en las inglés.
El otro tipo de exceso de sudoración es la hiperhidrosis secundaria, que puede aparecer a cualquier edad, pudiendo ser un síntoma de otra enfermedad o trastorno como la ansiedad, la depresión, hipertiroidismo, obesidad o menopausia.

¿Qué hacer contra la sudoración excesiva?

Hoy en día puedes optar por tratamientos como la toxina botulínica, la cual paraliza el músculo de las glándulas sudoríparas y disminuye así la producción de sudor en el área donde se inyecta. Tiene un efecto medio de 4 a 6 meses.
Si se desea una opción más definitiva existe la cirugía láser que consiste en extraer algunas glándulas de la zona afectada para bajar el nivel de producción de sudor, pero esta debe ser evaluada por un médico que determinará si eres candidato.

Independientemente de tu caso, sabemos que podemos ayudarte a que te sientas cómoda y segura, ya que tenemos años de experiencia tratando la hiperhidrosis en Costa Rica.