La presentación personal es un factor fundamental dentro de la vida de una persona que se preocupa por su apariencia y debe ser importante tener en cuenta, como ésta puede afectar sus interacciones con otras personas. Hay cierto tipo de complicaciones que afectan tu presentación personal y una de ellas es la hiperhidrosis axilar.

Sufrir de esa complicación realmente es algo muy incómodo para cualquier persona, ya que esta patología no diferencia la condición climática y puede aparecer tanto en climas frescos y calurosos. Características marcadas de esa condición es la aparición de una sudoración excesiva y de una forma impredecible.

Condiciones para la aparición de la sudoración excesiva

La sudoración es una respuesta natural del cuerpo y lo ayuda a permanecer en equilibrio termo dinámico; condiciones naturales para una sudoración excesiva se dan escenarios tales como la práctica de un deporte o una sesión de entrenamiento físico, también se presenta exceso de sudoración cuando se expone el cuerpo a lugares con temperaturas muy cálidas.

Sin embargo, la sudoración no respeta esos límites “normales” sino que puede aparecer en momentos no deseados, como cuando se tiene muchos nervios y ansiedad, a esto se le llama hiperhidrosis

El sudor excesivo que tienen muchas personas no solo se manifiesta en las axilas, sino que también pueden aparecer en las manos y pies.

Hiperhidrosis y problemas en la autoestima

La falta de control que tienen las personas que padecen hiperhidrosis puede ocasionar mucha incomodidad en su relación con compañeros de estudio o trabajo.

Las manchas que aparecen en las camisas es uno de los factores que hacen que la hiperhidrosis sea una patología muy inquietante a nivel estético.

Tratamientos para el control de hiperhidrosis

Los tratamientos más comunes utilizados para el control de la hiperhidrosis son varios, entre ellos la Toxina Botulínica o Botox, el cual es muy efectivo y bien aceptado por el paciente, aunque el resultado es temporal.

Otra alternativa puede ser la cirugía por si misma, donde se trata la axila extirpando el exceso de glándulas sudoríparas que causan esta sudoración. Es importante puesto que el resultado de la cirugía es permanente.

Cualquiera que sea su decisión recuerde consultar con el especialista, nosotros le podemos asesorar, contáctenos y cuéntenos todas las dudas que le hayan surgido sobre este tema.



Deja una respuesta