La salud no solo se limita a estar bien en nuestro interior, también en nuestro exterior, el cual es y seguirá siendo nuestra carta de presentación ante la sociedad. El ser humano se va deteriorando a causa del envejecimiento, la exposición al sol, las actividades diarias del trabajo, entre otras muchas más razones. Además, por lo general las personas se ven afectadas por características o anomalías en su cuerpo que para ellos resulta incomodas y en ocasiones vergonzosas, pero ningún caso es tan extremo, pues existen soluciones efectivas a este tipo de problemas.

El tratamiento en cuestión se denomina relleno facial, este consiste, como su nombre lo indica, en rellenar las partes afectadas del cuerpo en partes determinadas, como lo son: la nariz, la frente, las mejillas o los pómulos, esto en la parte del rostro; en la parte del resto del cuerpo, es efectivo para marcar los abdominales, aumentar los glúteos, las pantorrillas y los pectorales. Pero hay casos especiales en los que se desea intervenir la vagina y lograr un rejuvenecimiento y/o tonificar las mamas.

Cómo funciona el relleno facial:

Todas las personas pueden hacerse este tipo de tratamientos, pero solo si tiene algún caso en particular en el que requiera la aplicación de este.

Existe una sustancia llamada hialurónico, una sustancia que rellena las partes afectadas, este elemento ayuda al incremento del volumen en dicha zona generando una superficie pareja y equilibrada. La duración del tratamiento depende prácticamente de la magnitud del caso, en unos suele durar solo 20 minutos y en otros hasta 2 horas en un solo día. En ocasiones es necesario estar realizando retoques cada mes, pero es totalmente ambulatorio.

Lo realmente gratificante, es que los cambios se ven inmediatamente, aunque los cambios totales se pueden ver en unos días, ya que es normal que la zona se hinche y no deje ver la apariencia natural, pero bien vale la pena esperar. Luego de 6 meses es recomendable realizar de nuevo el proceso pero en menor medida para equilibrar de nuevo la apariencia que se quiere.

Otros factores que afectan el cuerpo y la piel:

Hay quienes naces con formaciones de este tipo, pero no son muy recurrentes, como si lo son el efecto del estrés, los malos hábitos en gestos, la falta de cuidado de la piel y la mala hidratación de esta son factores muy comunes que afectan muchas zonas del cuerpo, haciendo que pierda su juventud y la elasticidad que antes tenía.

Hay personas que acuden a estos tratamientos con frecuencia para casos específicos como el aumento y modelado de los labios, para que su piel este siempre tersa y radiante.

Los beneficios de este tratamiento basado en el relleno facial aportan autoestima a quienes lo utilizan, convirtiéndolas en personas seguras de sí mismas aumentando su capacidad de asociación con los demás y aumentando su calidad de vida.

Siempre es recomendable acudir a un especialista para que nos ayude con un diagnostico efectivo para que podamos definir cuáles son las parte afectadas y que tan grave o superficial es el caso.