La sudoración es una reacción común de todos los seres humanos, prácticamente todas las personas lo padecen en menor o mayor grado. Cuando se vuelve un problema de sudoración excesiva, se le llama Hiperhidrosis.

Las personas pueden verse afectadas con este mal en las palmas de las manos, los pies o en las axilas, siendo ésta última la más común y problemática.

Uno de los métodos para combatir este problema, con mayor efectividad es la cirugía, la cual consiste en  interrupción de la transmisión de impulsos nerviosos  lo que produce que se reduzca la sudoración considerablemente. Lo más importante es que esta técnica logra efectos de manera permanente.

¿Tiene riesgos la cirugía?

Esta cirugía no tiene mayores riesgos pues se utiliza una técnica quirúrgica mínimamente invasiva, mediante la cual se realizan dos incisiones en la región de la axila.

El proceso se  debe realizar con anestesia general pero usualmente es de tipo ambulatorio, es decir, el paciente puede regresar a su casa el mismo día de la cirugía.

Nuestra recomendación, como expertos en el tema, es realizar una valoración previa, luego de ello indicaremos al paciente los pasos a seguir.

¡Contáctenos! En Clínica Esbelt contamos con el mejor equipo y personal calificado que le atenderán y le harán sentir lo más cómodo que sea posible, para que mientras se encuentre en nuestra clínica, se sienta como en casa.



Deja una respuesta